Consejos exclusivos e informaciones para los expertos en deportes de raqueta

ES chevron bas

CORDAJES 05.04.2017

RPM BLAST ROUGH, espín, potencia y confort.

La innovación está en el centro de la estrategia de Babolat, y el encordado no escapa a esta regla. El RPM BLAST ROUGH en el ejemplo perfecto. Con su escultura específica, propone más espín, conservando un confort incomparable.

La práctica del tenis ha evolucionado ampliamente estos últimos años y las expectativas de los jugadores han cambiado. Por lo tanto, ha sido necesario proponer encordados monofilamentos más flexibles, con más potencia, dando nuevos beneficios en confort y en seguridad de trayectoria de pelota. En grandes líneas y para resumir: golpear más fuerte conservando la pelota dentro del terreno. En el centro de esta problemática de eficacia y de rendimiento, hay necesariamente el lift, llamado comunmente el espín.

El lift es definitivamente un golpe de ataque.

Verdadera arma fatal en las pistas modernas, el espín y su dominio se han convertido en retos esenciales para quien busca la eficiencia, la precisión y el golpe ganador. «Rafael Nadal ha cambiado todo en este ámbito. Ha demostrado que se podía golpear muy, muy fuerte, dando mucho efecto lift y conservando aun así una pelota extremadamente viva y dinámica. Ha roto la tradición del lift como arma de defensa de las antiguas generaciones, con una seguridad importante por encima de la red (trayectoria parabólica). Esto ha sido posible gracias a su técnica, a su Pure Aero y también a su cordaje RPM BLAST. Sus éxitos en las más importantes competiciones ha permitido que el RPM BLAST haya sido aprobado sin lugar a dudas, es la punta de lanza de nuestra gama. Sin embargo, hemos tenido opiniones que llegan del terreno que nos han hecho pensar que podríamos crear un encordado para optimizar el lift, más accesible para jugadores con nivel técnico menos elitista. ¡No todo el mundo sabe dar «bofetadas» como Rafa o Jack Sock! Muy deprisa hemos optado por razonar en términos de maximización del snap back», explica François-Xavier Quesse, Global Product Manager.

¿Snap Back? ¿Qué es eso?

«De hecho, lo que permite impregnar lift en la pelota no es la rugosidad del cordaje, como tenemos tendencia a creer generalmente. La calidad del espín está relacionada con el movimiento de las cuerdas entre ellas durante el golpe y sobre todo después. La clave está en ese momento en que de nuevo se están situando. Cuanto más fluidez haya, más eficaz será el espín. Es eso lo que llamamos el snap back. Por supuesto, hay otros criterios que entran en juego como, por ejemplo, el patron de encordado, ya que el espaciamiento entre las cuerdas tiene también mucha influencia. Sin embargo, es la naturaleza del encordado la que tiene el papel más importante». Después de conocida esta definición, entendemos mejor la idea de desarrollar un encordado innovador que favorezca este deslizamiento de las cuerdas. «Esto ha sido nuestra línea de conducta, nuestro eje de investigación. Había que encontrar los secretos para mejorar el snap back. Hemos tenido una reflexión en torno a la materia y, sobre todo, en torno a su estructura. Luego, hemos lanzado el proceso industrial de fabricación con las pruebas que esto supone. Y muy deprisa nos hemos puesto de acuerdo con su nombre: RPM BLAST ROUGH».

Rough, porque el primer paso era crear un «hueco» en la cuerda, no solamente para enganchar la pelota, como lo hemos explicado anteriormente, sino porque esto permite un deslizamiento máximo y un roce mínimo entre las cuerdas en el momento del golpe. Además del material (co-poliéster) trabajado en laboratorio, ha sido estudiado el diseño de la cuerda con minucia, para favorecer el deslizamiento gracias a un fenómeno aerodinámico. «Hay quien no lo creerá, pero, en definitiva, es el anagrama de la marca que está esculpido en la cuerda. De hecho, tras numerosos estudios detallados, hemos constatado que este dibujo favorecía verdaderamente el movimiento, que estaba completamente adaptado a nuestra dinámica».

Después de conceptualizado el prototipo RPM BLAST ROUGH, la aventura sólo empezaba a pasar las pruebas de fabricación. Esta vez, son las líneas de producción de Corbas, cerca de Lyon, las solicitadas. «El “made in France” no es una leyenda. Es una realidad en nuestros encordados, y también es un pilar en nuestra historia. El RPM BLAST ROUGH entra reforzado en esta dinámica. Después, sus particularidades técnicas han originado algunas modificaciones en muestras costumbres de fabricación y el resultado se muestra rápidamente conforme con las expectativas. Desde el principio de la idea hasta la finalización con su embalaje específico esto ha requerido prácticamente dos años», explica Jean-Philippe Onnis, Técnico de Desarrollo Cuerdas. Cuando el producto ya estaba «finalizado», era lógico que fuera «validado» por los jugadores. Es el famoso período de pruebas del RPM BLAST ROUGH en situación, en todas las pistas del mundo.

20.000 cordajes de test a través del mundo.

Para tener impresiones precisas tanto al nivel cuantitativo como cualitativo, fueron una gran mayoría de embajadores, jugadores, y monitores los que participaron: «Ya hemos enviado más de 20.000 juegos de cordaje. Nuestra finalidad era poder llegar a una gran comunidad de jugadores, y poder apoyarse así en estas experiencias de terreno para validar nuestras decisiones técnicas. Y las sensaciones que deseamos brindar quedan rápidamente confirmadas. El RPM BLAST ROUGH permite realmente crear mucho lift, al tiempo que conserva potencia, confort y seguridad de trayectoria de pelota. Por lo tanto, los tres criterios de inicio de este nuevo encordado se respetaban», confirma François-Xavier Quesse. Criterios respetados y aprobados, así como algunas decisiones de marketing bien recibidas con los tres colores que fueron definidos. «La idea es que el RPM BLAST ROUGH pueda reconocerse. El RPM BLAST es muy marcado, con su color negro. Al lado de este color que el color de la marca de fábrica del RPM BLAST y que se ha conservado, se lanzan dos colores más vivos, el rojo y el amarillo. El rojo se conjuga perfectamente con la Pure Strike, mientras que el amarillo forma un par de choque en una Pure Aero», continúa François-Xavier.

Lanzado en febrero, el RPM BLAST ROUGH debería hacerse un hueco bastante rápidamente entre la familia de los RPM para la mayor alegría de los jugadores que prefieren el espín. «La cuerda es el motor de la eficiencia en una cancha. Con mucha frecuencia, es una decisión casi por defecto. El RPM BLAST ROUGH contradice perfectamente esta idea y está completamente bien adaptado a un estilo de jugadores. Jugadores potentes a los que aporta el suplemento de espín para conservar aún más fácilmente la pelota en la pista. El RPM BLAST ROUGH ha sido diseñado bajo esta óptica». La óptica también de proponer una gama aún más completa para favorecer la eficacia en la cancha sin menoscabar sin embargo el placer: «Todos sueñan con esta sensación inédita de golpe puro, con las sensaciones máximas y con el lift que pondrá en dificultades a su adversario», concluye François-Xavier Quesse. El RPM ROUGH es por consiguiente la certeza de poder hacer lift sin limitaciones, con eficacia y con precisión. Sólo queda probarlo y, sin lugar a dudas, adoptarlo.

share_it
Más articulos